miércoles, 20 de octubre de 2010

Reflexiones sobre el papel de las divinidades en los eventos de gran cobertura mediática, o de porque Ciencia mata diosito

Los que vean las noticias regularmente sabrán que hace poco menos de dos semanas ocurrió en Chile el rescate de 33 mineros que habían quedado atrapados en una mina (obviamente) durante poco más de dos meses (Si no lo saben, una vez más, son unos pinches inconscientes).
-----
En las redes sociales como el Facebook o el Twitter, se le dio un seguimiento masivo al evento, comparable a la alharaca que ocurrió cuando Michael Jackson se murió. Gente de todas partes de América Latina publicaba cada segundo cada hecho que acontecía para rescatar a los pobres cuates que se quedaron atrapados tras toneladas de rocas y escombros.
-----
Este hecho, el rescate, me hizo ver y reflexionar varias cosas. Primero, algo que me llamo mucho la atención fue la frecuencia de las palabras “Gracias”, “a” y “dios” en ese preciso orden. Y eso, no nada más por ser ateo me enfada. Me enfada porque es algo que ocurre con mucha frecuencia: que a ese tal diosito, que según es todopoderoso, infinitamente misericordioso, omnisciente y omnipresente, y que es el ser más amoroso de este universo, siempre se lleva el crédito de cualquier acción peligrosa que estén llevando a cabo seres humanos racionales y profesionales.
-----
Supongan que una persona se encuentra delicada y requiere que se le intervenga quirúrgicamente. Sus parientes y allegados estarán en la sala de espera ansiosos por que la operación termine y su ser querido sobreviva. Algunos se pondrán a rezar. Mientras tanto en el quirófano, un equipo formado por personas que han pasado media vida estudiando cómo funciona el cuerpo humano, que se desvelaron y sacrificaron su vida social están chingándole para salvar la vida de la persona a la que en ese momento están abriendo en canal. Al final el médico sale del quirófano y anuncia: “La operación fue un éxito”. En ese momento, la mayoría de los que estaban esperando el resultado de la operación dirán: “Gracias a Dios.”
-----
¿Qué chingados fue eso? ¿Acaso diosito bimbo bajo de los cielos, se puso bata, agarró el bisturí y le echo la mano al equipo del quirófano? ¿O acaso les mando a la palomita esa a que les fuera soplando el procedimiento de la operación a los doctores? No carajo. Dios no tuvo que ver en que esa persona sobreviviera a la operación. Todo fue gracias a los doctores que sacrificando muchas cosas, como horas de sueño, salidas a los antros y demás, durante sus estudios, obtuvieron los conocimientos y capacidades necesarias para llevar a cabo ese éxito.
-----
Otra cosa cantaría si la operación hubiera fracasado y el paciente se hubiese muerto en el quirófano porque ahí sí, la culpa es del doctor o doctores. ¿Y su pinche diosito qué? Digo, porque si fuera infinitamente bueno, poderoso y amoroso ¿No hubiera sido más fácil curar al cabrón este sin necesidad de que tuviera que pasar por la cirugía? Por ejemplo, si el cabrón este tuviera un tumor inmenso, ¿No sería realmente increíble y digno de diosito hacer desaparecer ese tumor, convertirlo en chocolate con nueces o algo así? Digo.
-----
Entonces, ¿Qué fue lo que pasó con esto de los mineros? Fue un operativo de proporciones colosales, donde intervinieron ingenieros, topógrafos, geólogos, rescatistas, obreros, más mineros y un chorro de gente con conocimientos y habilidades bien chingonas que coordinados, trabajaron en equipo con el fin de rescatar a los 33 mineros que llevaban 70 días atrapados en las profundidades de la tierra.
-----
Diosíto bimbo no metió su cuchara en ese asunto. Digo, si es todopoderoso y todo eso, ¿Por qué no saco a los mineros el mismo? ¿Por qué no hizo aparecer un elevador o alguna cosa así para que estos cuates salieran? ¿Por qué no evito el derrumbe, si se supone que siendo omnisapiente, ya sabía que el derrumbe iba a ocurrir?
-----
Todo lo que le atribuyen a dios se debe en realidad al trabajo y esfuerzo de los seres humanos. A la ciencia que hemos desarrollado, y a la tecnología que hemos inventado con los conocimientos que se obtienen de la ciencia.
-----
Y bueno, como todo ese tipo de noticias, en donde lo que sobresale es el ingenio y potencial humano, se irá olvidando, con el paso de los meses. Pero noticias pendejas sobre “artistas” pendejos tenemos todos los días, noticias de las matanzas ocurridas por el narco y de casos no resueltos, porque cuando un caso se dizque resuelve, todo mundo lo olvida, o incluso la gente olvida esas cosas porque no está implicado alguien importante. (Vean como ejemplo lo de la guardería ABC y el caso Paulette, nomás comparen el seguimiento de un caso y del otro).
-----



-----
Y como siempre, nunca faltan los cabrones que hacen burla de este tipo de cosas, aunque en todo caso esto no es malo, ya que la situación se logro controlar y resolver. El humor en todo caso es una manera de liberar las tensiones que se generaron en torno al hecho, claro, solo si se aplica inteligentemente y no con ganas de jodes, como parece que es innato en los mexicanos.
-----


-----
Conclusión: no hay que adjudicarle a viejitos barbones imaginarios los logros de personas chingonas.
-----
Todo el choro anterior me vino en mente al ver como los cristianos de diferentes sectas se adjudicaban el rescate de los mineros. Siempre son los cristianos-católicos los que me hacen enojar. Cosa curiosa. No vi ningún pinche padrecito manejando una excavadora o ya de perdida con una pinche pala.
-----
Sir David von Templo, Cambio y Fuera.

5 comentarios:

perLuis dijo...

Estamos 100% de acuerdo.

Saludos from Chile.

Un monotrema disgustado dijo...

Hombre, es que Dios los metió allí, y luego los sacó, nunca en persona, claro. Y así todo queda entre amigos.

O los metería Satán? No lo sé.

Miguel Fabra Pérez dijo...

Dar gracias a Dios no le quita mérito a los hombres. Piénsalo bien.

Los logros de los hombres son logros compartidos. Dios nos da los "talentos" y nosotros los aprovechamos como buenamente podemos.

El sufrimiento no es malo en sí mismo. Es una oportunidad de aprender a valorar las cosas; además de una oportunidad para amar. Sin sufrimiento no hay amor.

un saludo.

Sizu Yantra dijo...

Si este asunto de dar gracias a Dios es algo muy extendido, y aunque admito que no me enfada, pues tampoco lo practico.
Hasta cierto punto tiene razón maestro, por que si se muere el pariente en la sala de operaciones no demandan a Diosito?? Si a el le corresponde el agradecimiento, que también le corresponda la demanda.
Cabe decir que meterse en asuntos de Dios con gente religiosa alrededor, es camisa de once varas, como dice el dicho.
Saludos!

Miguel Fabra Pérez dijo...

Si se muere el pariente lo primero entierro y funeral.