domingo, 23 de enero de 2011

Sobre los creacionistas y su relación con la Segunda Ley de la Termodinámica, o del creacionista que sin querer descubrió el sol

Como recordarán, en la entrada anterior les platique sobre un cristiano loco llamado John Pendleton, que se dedica a dar conferencias para desacreditar la Teoría Sintética de la Evolución, y que se impartan en las escuelas privadas de México esa pseudo-ciencia que se conoce como Creacionismo, con el fin de “enseñar la controversia”, controversia que por cierto, no existe, más que en la mente de los necios cristianos locos.
-----
Con la finalidad de dárselas de muy chinguetas y de darle al creacionismo un aire científico, los creacionistas esgrimen una serie de argumentos, la mayoría muy mal planteados, para así poder convencer a la mayor cantidad de incautos posibles de que ellos son los que están bien y de que los malvados evolucionistas-ateos-homosexuales (que es como los creacionistas llaman a los que les llevan la contraria) solo los están tentando a pecar. El argumento favorito de los creacionistas es el de la segunda ley de la termodinámica.
-----
Ahora viene lo gracioso. En un foro, un cristiano loco esgrimió el siguiente comentario.
-----

-----
Para los que no dominen el lenguaje de Shakespeare, ahí les va la traducción, solo la del segundo párrafo, que es el que nos atañe:
-----
"Una de las principales leyes del universo es la segunda ley de la Termodinámica. Ésta dice que conforme pasa el tiempo, la entropía ambiental aumenta. Los argumentos de la evolución, por el contrario, contradicen esta ley que es aceptada por todo el mundo en todas partes. La evolución afirma que se empezó desde formas simples para, a lo largo del tiempo, llegar hasta formas más complejas. Esto es sencillamente imposible A MENOS que haya una fuente de energía gigante que esté suministrado a la Tierra ingentes cantidades de energía. Si esa fuente existiera, los científicos ya la habrían descubierto."-----
Es un argumento bastante bien formulado, debo de admitir, pero a nuestro amigo cristiano loco se le escapó un pequeñísimo detalle. Esa fuente de energía gigante existe. Se llama SOL.
-----
-----
¿Verdad que los creacionistas son graciosos? Bueno, solo cuando no pretenden que sus mariguanadas se enseñen en las escuelas.
-----
Sir David von Templo, Cambio y Fuera.

2 comentarios:

Lalo dijo...

jajajajajjaja, no mames, que creacionista tan pendejo...

martincx dijo...

Pues sí, esos creacionistas no son más que unos comediantes involuntarios.

Dan vergüenza ajena, y lo peor es que grupos evangélicos de orates se han lanzado en una cruzada contra la evolución. Patéticos, su débil dios no es más que una proyección de sus miedos, complejos y sentimientos de grandeza.