lunes, 24 de enero de 2011

Sobre los problemas y situaciones que dificultan la labor de los educadores actuales

En una entrada anterior mencioné así de chiripa que estudio en una universidad privada, en la cual soy becario. Mi principal función como becario de la institución es la de preparar a los mejores chavitos en matemáticas de la preparatoria para que puedan concursar en la Olimpiada Mexicana de las Matemáticas. En pocas palabras, me desempeño como profesor de matemáticas.
-----
Al estar “del otro lado del escritorio”, uno se da cuenta de muchas de las deficiencias del sistema educativo. Puede que no sea el mejor profesor del mundo, digo, solo llevo tres años en esto de dar clase a alumnos dotados, y otros dos de dar regulaciones a mis compañeros menos afortunados (“hay que sacarle provecho a la estupidez del prójimo” diría El Tigre Azcárraga), pero vamos, los alumnos no son tan inocentes como uno esperaría que fueran. Así que ahí les va una lista de los que considero los mayores problemas de la educación en México. Son cosas que hay que tomar bien en cuenta, señores.
-----
Poca o nula retención de datos: Los jóvenes (y viejos) de la actualidad tienen memoria de teflón, esto es debido a que se han malacostumbrado a almacenar en sus cabecitas información a todas luces inútil, y que olvidan tan rápido como aprendieron, cuando esta información se vuelve obsoleta, lo cual ocurre muy rápido. Saben a qué tipo de cosas me refiero: nombres de cancioncitas de artistas prefabricados, fichajes futboleros, resúmenes del capítulo de la telenovela rebelde en turno, chismes sobre sus compañeros, entre otra sarta de reverendas chingaderas. Una vez que olvidan esta información, porque TeleRisa, TV Apesta, Disney Channel, o el canal de estupidización adolescente que frecuentan se los ordena, se ponen a memorizar la nueva información inútil que el canal les suministra. Y el ciclo se repite y se repite.
-----
Lo peor del asunto es que ese habito de memorizar-desechar los hace que cuando tengan que estudiar para algún examen, solo estudien para el examen, y no conserven esos conocimientos después de que terminaron el examen. Es decir, que hacen el examen, y se olvidan de lo que se supone deberían saber, porque ya sacaron su 6, su 8, o incluso su 10, si son de esos alumnos pijos con padres influyentes.
-----
Quizá esto se deba a lo que muchos definen como Cultura del Trámite Inútil, donde el papel, certificado, credencial para votar y todos esos papeles se ven como fetiches suficientes en sí mismos. Lo que importa es el papel, no los conocimientos que se supone respalda dicho papel. Tan arraigada esta esa cultura en la mente del mexinaco que yo mismo me he topado con alumnos que se las dan de muy chingones, que saben mucho y que tienen una cierta agilidad mental, y que en lugar de aprender y estudiar como Cthulhu manda, optan mejor por hacer un examen de esos de escuela abierta para tener el titulo, tener chamba, y nunca más volver a aprender algo en sus vidas.
-----
Claro que el aprendizaje no se basa solamente en memorizar, hay que razonar, comprender y practicar los conocimientos, experimentar, etc. Pero muchas veces es necesaria la memorización para poder aprender a hacer ciertas cosas. Por ejemplo, para poder factorizar y simplificar ecuaciones matemáticas complejas, es necesario que el alumno memorice los productos notables. Para que pueda resolver problemas de trigonometría, es necesario que se memorice el teorema de Pitágoras. No se puede aprender de la nada. ¿Cómo esperas que alguien aprenda geometría no euclidiana si no sabe ni que chingados en un triángulo escaleno?
-----
Analfabetismo funcional: ¿Cómo que eso con que se come? El analfabetismo funcional es cuando uno aprende a medio leer y escribir, pero que no procura leer o escribir de manera habitual. Es como con la malvada y horripilante bruja que dirige el Sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo, que no sabe decir “epidemiológicamente” o “AH1N1”.
-----
La gente en general, jóvenes y viejos, hombres y mujeres por igual ya no leen, y cuando leen, leen puras pendejadas. ¿Dónde quedaron las obras de escritores chingones como Julio Verne, Robert Louis Stevenson, Arthur Conan Doyle, José Agustín, Juan Rulfo y otros tantos escritores nacionales y extranjeros? No he visto a nadie agarrar y leer por ejemplo El llano en llamas, libro que te los encuentras a 10 pesos en metro Copilco. Ni que decir que no he visto a nadie leer, ya sea por gusto o por obligación libros como Los hermanos Karamázov, La Madre, El Lobo Estepario, El Anticristo, Un Mundo Feliz, o demás libros por el estilo. Creo que puedo decir, y sin miedo a equivocarme, a que lo más culto que el adolescente mexicano promedio leerá son los debrayes mariguanos de Dan Brown, o en su defecto, las chaquetas mentales de Arturo Pérez Reverte.
-----
Incapacidad para hacer resúmenes: Los chamacos de ahora se han acostumbrado al copy-paste. Aún cuando un profesor les deje a mano un resumen, lo que los jóvenes harán, para evitarse la fatiga, será copiar a lo pendejo de la fuente de información que tengan (pueden ser libros como puede ser Wikipedia) hasta llenar las cuartillas que tengan que llenar. Lo ideal supongo yo, es leer la información primero, buscar lo más importante, marcar esas ideas importantes, y luego escribir esas ideas en el resumen siguiendo las reglas de ortografía y redacción. Cuando estaba en la prepa recuerdo haber ojeado trabajos ajenos y recuerdo haberme devanado los sesos tratando de descifrar que chingados decían los resúmenes. Al final se los devolvía al compañero y les decía, “lo siento, no sé leer klingon”.
-----
Precaria Comprensión de lectura: En nuestro país, y desde primaria, se nos enseña comprensión de lectura de la siguiente manera. Nos ponen de texto “Juanito lee una revista”, luego se le pregunta al alumno “¿Qué lee Juanito?”. El alumno contesta “una revista”, y tan tán, se acabó y todos vivieron felices para siempre. Pero con este tipo de ejercicios el alumno no está razonando. Lo único que está haciendo es una analogía del copy-paste, a la que ya está acostumbrado. Busca un texto que se parezca a la pregunta, lo copia, y ya.
-----
Ortografía Mierdera: Quizá este no sea el mayor de todos los problemas, pero sin duda alguna es el más llamativo de todos. Confusión entre las consonantes V y B, entre la C y la S, o entre la C y la K. Poner H en palabras que no la llevan y omitirla en palabras que la llevan. No saber poner acentos, no poner acentos prosódicos, entre otras cosas que solo nos hacen desear entre dientes que nunca se hubiese inventado el Metroflog.
-----
Los chingados pedagogos, padres de familia, y demás intelectualoides políticamente correctos: La gente anteriormente citada se preocupa por una cantidad tal de pendejadas, que los maestros tienen su chamba cada vez más difícil. Tenemos por ejemplo a las directoras, prefectas y padres de familia que se preocupan más por que los chamacos no estén fajando, que si el uniforme va con cuales zapatos, que si van a hacer misa de fin de año, y otras tantas mamadas, que ni se preocupan porque sus hijos aprendan algo. Eso sí, si el chiquito reprueba, la culpa es del maestro. Y cuando es en escuela privada, olvídense, muchos padres de familia creen que por pagar las mensualidades, sus hijos ya van a salir con diploma. Ese tipo de pensamiento se lo podemos atribuir a Yolanda Vargas Dulche y su Memín Pinguín, comic que no hace otra cosa que mostrar los estereotipos y prejuicios chilangos de la autora.
-----
Y claro, los psicólogos y pedagogos nos dicen que la educación debe ser integral, participativa, inclusiva, atractiva, dinámica. ¡Eso está perfecto! Pero se les olvida que la educación también debe de ser efectiva. Además, uno no va a la escuela a pasar el rato y echar coto. Van a la escuela a aprender y recibir conocimientos. Nuestros padres y abuelos tenían eso muy claro. Pero cuando el neoliberalismo y la doctrina derechosa llegaron, todas esas lecciones de responsabilidad y trabajo duro se fueron por el caño.
-----
Esos no son los únicos problemas que tiene la educación en México, claro que no, pero son de una u otra forma los que mayor impacto causan en nosotros. Lo único que nos queda como estudiantes, profesores, o padres de familia es exigir educación de calidad, dar nuestro mejor esfuerzo, y dar seguimiento al aprendizaje respectivamente. El que la educación funcione tiene que ser labor de todos los implicados, no solo de una de las partes. Solo hay que recordar que el conocimiento es poder, y que un pueblo educado es un pueblo al que no se lo hacen pendejo tan fácilmente.
-----
Sir David von Templo, Cambio y Fuera

2 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Mucho tendria yo que decir del tema, pero en tu post lo has encuadrado perfectamente, amigo Von Templo.

Estoy de acuerdo con los puntos expuestos, y hago enfasis en el puritanismo y la cerrazon de mente que ha llevado a la prohibicion de temas de nuestra realidad social como son la salud y sexualidad, el crimen y su prevencion, y conocimientos tecnicos y cientificos necesarios, los cuales son hechos a un lado para ser reemplazados por materias y programas obsoletos que a grandes y a chicos les da hueva de solo leer "por encimita".

Mexico, ¿cuando despertaras?

Sizu Yantra dijo...

Todos los puntos que aborda maestre, son muy ciertos. Inclusive puedo decir que cuando fui alumno, caí en alguno de ellos, como la retención de datos para un examen o cosas así. El analfabetismo funcional es algo muy extendido, como la mala ortografía y la nula preocupación por tratar de aprender a escribir correctamente. Es triste leer un texto de un universitario que hasta parece que escribe mal a propósito por que es imposible creer tal grado de ignorancia del idioma o de estupidez.
También me parece a bien comentar, que el resumen es una herramienta sobre explotada en las escuelas, hay muchos profesores que creen que dar clase, es llegar sentarse en su escritorio y pedir resúmenes de medio libro.Aunado a que el alumno no sepa hacer correctamente un resumen y a su poco entendimiento de una lectura, nos lleva a una actividad un tanto inútil.
Y eso de que en las escuelas publicas se preocupen mas por que los alumnos lleven _"zapatos negros", "uniforme limpio", "buen peinado" y todo esto sobre lo que realmente debería ser importante, el aprendizaje y desarrollo escolar de los niños y jóvenes.
Saludos...